La trilogía de la depresión por Lars von Trier

¡Buenas! Espero que ustedes puedan aguantar de un poco sangre y un montón de sexo, porque voy a dedicar mi primera entrada a las películas del director danés, Lars von Trier. Si ya tienen amigos que han estudiado “el arte de cine,” ya conocen este nombre porque es imposible evitarlo; todos los estudiantes pretenciosos de cine creen que es su deber compartir las obras de Lars von Trier con el mundo. Sin embargo, para las personas normales, Lars von Trier no es tan conocido, pero eso está bien. ¡Por eso les escribo este blog!

Una foto de Lars de 2015

Hay tres títulos creados por von Trier que están disponibles en Netflix: Antichrist, Melancholia, y Nymphomaniac (partes 1 y 2). Aunque las narrativas de estas tres películas no tienen nada que ver unas con otras, son consideradas como La trilogía de la depresión. Según von Trier, él creó estos proyectos durante los años 2009-2014 (más o menos) para reflejar un periodo de sufrimiento psicológico muy intenso que estaba experimentando. Este hecho se pone bien obvio después de ver los primeros cinco minutos de cualquier película de la trilogía. Pero así son las obras de arte más relevantes, ¿verdad? A veces el arte tiene que ser un golpe emocional en la cara. OJO: si no quieren pagar varios años de terapia, que no vean estas películas con sus hermanas menores.

La primera película de la serie, Antichrist, no es satánica, realmente…pero supongo que se puede decir que tiene algunos elementos satánicos. Entonces, ¡hay que mantener una mente abierta! La primera escena tiene la cinematografía más bonita que he visto en mi vida. Pues, déjenme ser un poco más claro. Como un ejemplo de cinematografía que captura una escena de sexo muy explícito en cámara lenta, en negro y blanco (mientras un bebé se cae a su muerte de una ventana), está chingón. Pero, ¿qué les dije? Les prometí que sería un golpe en la cara. Bueno. La mayoría de la película tiene lugar en una cabaña aislada en el bosque, para que los personajes centrales (interpretados por Willem Dafoe y Charlotte Gainsbourg) tengan un espacio amplio para procesar la muerte de su hijo. El marido es un consejero de duelo, entonces la terapia de su esposa se convierte en su tarea especial; pero no sale muy suavemente su progresión por las siete etapas del duelo. Lo que desarrolla a través de la narrativa se puede resumir en tres cosas: la brujería, el sadomasoquismo, y muchas tomas maravillosas de la naturaleza. Entonces, les recomiendo que no coman nada antes comenzar esta película. Pero si les gusta explorar el mundo extraño del cine, sé que les encantará.

Melancholia, la segunda de la serie, no es tan grafica como Antichrist. Se puede categorizar como un miembro de la familia de la ciencia ficción, aunque yo diría que es más de un drama por su enfoque en las relaciones íntimas. Los papeles principales son interpretados por Charlotte Gainsbourg (creo que ella es la mejor amiga de von Trier, porque ha actuado en varios proyectos suyos) y Kirsten Dunst, la quien ha cambiado bastante desde su apariencia en la serie de Spider-man con Tobey Maguire. Es algo difícil explicar el conflicto más central de la narrativa, entonces yo mantengo que hay dos: (1) la colisión inevitable de la Tierra con otro planeta, y (2) la instabilidad emocional del personaje de Dunst que domina todas sus relaciones. Un rasgo de esta película que me llama la atención es (permíteme ser un poco pretencioso) su empleo de la ironía dramática en un estilo muy posmoderno. Es decir, al inicio de la narrativa, la audiencia mira la colisión de la Tierra con otra entidad astrológica. Los espectadores saben que la destrucción del mundo ya ha sido decidida. Digo que esta falta de suspenso intencional sirve como un táctico posmoderno porque me pone a pensar en la novela Salughterhouse-Five por Kurt Vonnegut (sí, leí un libro una vez), un ejemplo clásico de la ciencia ficción posmoderna. Pero, lo interesante es que el fin del mundo no cambia los problemas diarios que experimentan los personajes de la película. El personaje de Dunst ya tiene años sufriendo de una depresión aguda, y esto no tiene nada que ver con la extinción de la humanidad. Entonces, esta película cuenta un relato muy humano y muy sensible, y si no se sienten nada después de verla, ustedes no tienen almas.

La última narrativa de la serie se divide en dos partes: Nymphomaniac Vol. 1 y Nymphomaniac Vol. 2. Netflix tiene la opción de ver los cortes del director, lo cual les recomiendo (tienen muchas escenas borradas de las versiones teátricas). En algún sentido, creo que estas películas son mis favoritas de la trilogía, porque a través de las dos películas el espectador forma una conexión personal con el personaje principal (interpretado por Charlotte Gainsbourg, ¿lo pueden creer?). La estructura de la narrativa es bien sencilla, realmente: el personaje de Gainsbourg se encuentra en el suelo, casi inconsciente y con muchas heridas, por un hombre viejo desprevenido. El hombre la lleva a su casa para que ella pueda descansar y bañarse, y ella se pone a contarle al viejo la historia de su vida. Algo normal, ¿va? Pues sí, si se consideran “normales” las aventuras innumerables del personaje de Gainsbourg. Estas aventuras incluyen: la pérdida de su virginidad al personaje de Shia Labeouf, el uso frecuente del sexo anónimo para lidiar con la muerte de su padre, la utilización del sadomasoquismo como una forma de terapia, y unos encuentros sexuales con su hija adoptada. El poder de la narrativa viene de la manera en que el personaje de Gainsbourg se expresa sin reserva; ya está completamente agotada y avergonzada, y no tiene ningún motivo de mentir. Creo que todos podemos ver algo de nosotros mismos en el retrato dañado que nos ofrece Gainsbourg. Entonces, si ustedes saben que pueden soportar el nivel de sexualidad explicita, disfrutarán de la serie de eventos ridículos que se llama Nymphomaniac.

 

Entonces, ya saben que van a hacer esta noche. Que guarden sus cuadernos de matemáticas y que se prepararen. En serio, prepárense. Lars von Trier es muchísimo, pero presenta una perspectiva honesta que les interesará. A ver si en la próxima entrada puedo recomendarles algo un poco menos…intenso. ¡Ya chao!

 

Fuentes:

“Film / Antichrist,” TV Tropes, http://tvtropes.org/pmwiki/pmwiki.php/Film/AntiChrist?from=Film.TheAntiChrist

“LARS VON TRIER: ‘ALCOHOL TASTES GOOD,’” The Studio Exec, http://thestudioexec.com/lars-von-trier-alcohol-tastes-good/

“#melancholia,” WiffleGif, http://wifflegif.com/tags/16557-melancholia-gifs

“#melancholia,” WiffleGif, http://wifflegif.com/tags/16557-melancholia-gifs

“NYMPHOMANIAC: VOL. I,” Roger Ebert Reviews, http://www.rogerebert.com/reviews/nymphomaniac-vol-i-2014

“Nymphomaniac Volumes I & II, film review: Confessions of an arch provocateur,” Laurence Phelan, Independent, http://www.independent.co.uk/arts-entertainment/films/reviews/nymphomaniac-volumes-i-ii-film-review-confessions-of-an-arch-provocateur-9142794.html

One thought on “La trilogía de la depresión por Lars von Trier

  1. Esta entrada me parece muy interesante y útil. Me interesa mucho la psicología, y como has notado, la depresión es un tema muy obvio en esta serie. En cierto sentido, esta serie es muy importante porque puede expresar cómo está el sufrimiento psicológico. Puede que esta serie ayude a informar al público de este tipo de sufrimiento. El hecho de que la serie esté disponible en Netflix es muy importante, porque esto significa que está disponible para todas las personas que tienen Netflix. La serie puede llegar a muchas personas y quizás ayuda a poner fin al estigma que tienen las enfermedades mentales. ¡Me ha gustado mucho leer esta entrada!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *